Igualdad de Género  
 
Alerta de Noticias  
 
Date de alta en nuestro sistema de noticias para estar informado de novedades, actividades, exposiciones, conferencias y debates organizados por nuestra fundación
Enlaces  
 
C.S.CCOO
CCOO Extremadura
FOREM Extremadura
Fundación 1º de Mayo
Fundació Cipriano García (Catalunya)
F. Juan Muñiz Zapico (Asturias)
F.Sindical de Estudios (Madrid)
F. Investigaciones Educativas y Sindicales
F. 10 de Marzo (Galicia)
Revista Trabajadora
Red de Archivos Históricos de CCOO
Fundación de Estudios Sindicales y Archivo H. de Andalucía
Fundazioa José Unanue (Euskadi)
Fundació d'Estudis i Iniciatives Sociolaborals (Valencia)
F.Ateneo Cultural 1º de Mayo (Madrid)
F.Paz y Solidaridad Gregorio Morán (Extremadura)
F.Ateneo Cultural Jesús Pereda (CastillayLeón)
Asociación Extremeña de Fundaciones
Asociación de Archiveros de Extremadura.
Inicio > Áreas de Trabajo > Igualdad de Género  
 
| Enviar a un amigo  |
Fecha: 02/03/2016 8:59:13 | Autor: fcye

8 de Marzo: Día Internacional de las Mujeres. Revista de Estudios y Cultura 75.

Dedicamos el presente número de la Revista de Estudios y Cultura casi de forma monográfica a la celebración del 8 de marzo, día internacional de las mujeres’, pues seis años después del comienzo de la crisis, los retrocesos en derechos, las reformas laborales, las políticas de austeridad y los recortes sociales evidencian su fuerte impacto en ellas. La situación laboral española es más problemática que nunca: altísimas tasas de desempleo, trabajo precario en aumento constante, una flexibilidad cada vez más importante, además de las oleadas de despidos. El balance sociolaboral no puede ser más desalentador, no solo respecto al empleo generado y su calidad, sino al crecimiento de la precariedad y el aumento de nuevo de la desigualdad entre hombres y mujeres, que se refleja en que la tasa de ocupación continua siendo más baja para las mujeres (9,8 millones de hombres trabajando frente a 8,2 millones de mujeres).

El alto índice de paro ha sido el gran problema del mercado laboral español y la principal fuente de desigualdad: hay cerca de 4,8 millones de parados, que continúan elevando la tasa de desempleo al 20,9% de la población activa. A este respecto hay que señalar que hay más mujeres que hombres en el desempleo, cosa que no ocurría desde 2008. Una explicación es que en paralelo al descenso de hombres ocupados, en la crisis, más mujeres se declaran activas y dispuestas a participar en el mercado de trabajo, pero también hay que añadir que la reducción de la tasa de paro masculina en mayor proporción que la femenina, muestra una vuelta a esa brecha estructural donde persiste la preferencia hacia la contratación masculina y las mayores oportunidades de los hombres.

La desigualdad se evidencia también en lo que cobran: las mujeres ingresan de media un 19% menos por hora trabajada que los hombres y la brecha salarial ha crecido en los últimos años. Una de las razones que explican esta brecha salarial se encuentra en el incremento del trabajo a tiempo parcial entre las mujeres: los datos del INE alertan de que el porcentaje de mujeres con jornada a tiempo parcial representó en el empleo total un 25% en 2015 y en su mayor parte es un trabajo no voluntario (más del 60%).

Otro indicador del crecimiento de la desigualdad género es que el número de mujeres que cobra el Salario Mínimo duplica al de hombres. En el mismo sentido, un tercio de la población está en riesgo de pobreza y exclusión social (ingresos inferiores al 60% de la mediana de los hogares) y una de cada ocho personas con empleo es pobre en España. Los trabajadores por debajo del umbral de pobreza crecen rápidamente: del 10,6% al 12,6% desde que se implantó la reforma laboral del PP, y hay tres millones de niños en riesgo de pobreza y exclusión social.

Ser mujer y joven añade un plus de discriminación laboral. El crecimiento de la tasa de actividad de las mujeres, tanto en los años anteriores a la crisis como hasta la actualidad, evidencia su demostrada voluntad de incorporarse al empleo asalariado. Tienen nuevas expectativas de vida, pues ya no dudan entre elegir dedicarse en exclusiva a las tareas domésticas y el cuidado de la familia, o tener un empleo remunerado. Pero, frente a esta voluntad, persiste la discriminación laboral en las jóvenes, que han seguido enfrentándose a la menor valoración y confianza que el mercado laboral muestra hacia sus perfiles profesionales a pesar, incluso, de su mejor preparación académica. La crisis ha provocado que muchas continúen estudiando, busquen una salida profesional fuera de nuestras fronteras, desistan de buscar trabajo o bien se dediquen al cuidado de su familia, ya que los roles sociales y las políticas neoliberales han perpetuado la ausencia de corresponsabilidad por parte de los varones.

Conseguir mayores avances ante estos retos requiere reforzar lo que es inherente al movimiento sindical: aumentar su influencia política y social y conseguir reducir la desigualdad, utilizando nuevas vías que contribuyan a mejorar la calidad de vida real de la mayoría. Las estrategias y las herramientas están todas sobre la mesa: hacer prioritario un impulso político para renovar el diálogo social y el fortalecimiento de la negociación colectiva para el desarrollo efectivo de la normativa igualitaria, con políticas activas, planes y medidas de igualdad para el empleo de calidad de las mujeres, combatir las brechas de género, eliminar la violencia contra las mujeres, avanzar en conciliación y corresponsabilidad y ampliar la protección social.

VER TRABAJO COMPLETO en:http://www.1mayo.ccoo.es/nova/files/1018/Revista75.pdf

Comentarios
 
No hay comentarios para ésta noticia de Igualdad de Género
 
Escribe tu Comentario

Copyright © Fundación Cultura y Estudios | Avda. Juan Carlos I, 47 06800 Mérida Email: info@fundacionculturayestudios.es